quarta-feira, 23 de Junho de 2010

A Ictus Ionam

  • EL RIBERO DE ORGASMOS
Hay un jardín rojo como la sangre
de las madres
y es dulce como la miel de los higos
y un ribero de orgasmos.
Los antiguos dicen que es el aliento de Dios
y los poetas que es el oriente,
la fuente incuba de la vida y de todo.

Yo lo veo altísimo
y digo al cadáver de mis sueños
y a la eternidad asesina que se hay un paraíso
en la tierra, en los cielos y para los hadesianos
es eso: jardín del Jardín en el jardín del Jardín.

Y todo lo conoce como Dios en las calles
mirando el fin de todas las cosas más allá de nosotros.

Hay un jardín rojo como la sangre
de las madres
y yo soy un hombre desnudo de libertad
que pregunta: ¿Acaso hay lobos de ilusiones
y de begonias, clavelinas, petunias, aptenias,
escalonias, matrimonios y fumarias?

Hay que escoger entre el jardín y su hogar,
entre su hogar y lo que es.
¡Todo es un relámpago en la flor
y una inmensa cofradía de lucios, nada más!
Así dicen todos los orgasmos del Mundo.
---- Virgílio Brandão

Sem comentários: